Libros y películas para San Valentín

¡¡¡Se acerca San Valentín, regala un libro. Regala ebooks!!!

valentine-3093406__340El 14 de febrero es el día de San Valentín, día de los enamorados y lo tenemos a la vuelta de la esquina. Ese día los amantes se expresan su amor y cariño con mayor o menor vehemencia y es costumbre entregar a la persona amada obsequios y flores. Esta festividad se celebra en la mayoría de países del mundo y es una jornada en la que el amor está en el aire.

En España, según la literatura y la rumorología esta tradición de hacerse regalos entre los enamorados y, por extensión a la amistad, la introdujo en España a mitad del siglo XX una cadena de grandes almacenes comerciales, los desaparecidos Galerías Preciados.

En Cataluña (Comunidad Autónoma de España) esta práctica ha anudado libros y rosas en el día del libro que se celebra el día 23 de abril, festividad de Sant Jordi. Para los catalanes este día es, con probabilidad, el día de los enamorados. En las calles de la ciudad se distribuyen puestos callejeros de rosas y libros. Aunque es el centro donde las grandes librerias montan sus  stands y traen a los escritores del momento para poder firmar ejemplares. Es un  día lleno de magia para los amantes de la lectura. Ellos regalan rosas, ellas libros. Aunque algunas lo queremos todo y pedimos rosas y libros.

Las rosas son el símbolo del amor. Este encuentra su lugar en la literatura en las novelas románticas. Sus argumentos se refieren siempre al conflicto de amores y desamores de una pareja y cómo a través de una trama, más o menos elaborada, pueden conseguir la unión de sus corazones. La novela romántica siempre tiene un final feliz.  En el cine es la comedia romántica la que recoge este género.

Por desgracia, la novela romántica no siempre tiene buena prensa. Se tilda a sus autoras como escritoras de un menor nivel, cómo si escribir literatura tuviera clases. Al parecer para algunos sí.

Si uno rebusca en las hemerotecas, va al cine o se preocupa por averiguar de dónde nace la historia que nos narran o muestran unas imágenes, se dará cuenta de que grandes obras que venos en pantalla de cine fueron escritas por autoras. Nacieron de un libro…

Desde siempre el cine se ha hecho eco de grandes obras literarias para lanzar sus versiones cinematográficas y no siempre desde una comedia romántica. Muchas tiene una carga dramática muy importante. Algunas, incluso, tienen varias adaptaciones a lo largo de los tiempos.

Hoy día, en el que no tenemos tiempo para nada, o casi nada, todavía hay muchos que prefieren ver la película a leer el libro. Pero siempre es mejor ir a la fuente original y construir en el propio imaginario el desarrollo de la historia. Pero si eres de esa/os que prefieren la inmediatez y lo visual para entrar en la trama, aquí te dejo una pequeña muestra de grandes novelas llevadas al cine (con un gran éxito de taquilla). Un dato a subrayar es que la mayoría fueron escritas por autoras y todas son películas basadas en una historia de amor.

Novelas adaptadas al cine

10 novelas llevadas al cine que has de leer.

Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell

Resultado de imagen de lo que el viento se llevo libro y peli  Resultado de imagen de lo que el viento se llevo libro y peli

Cumbres Borrascosas de Emily Brontë

images  índice      índice

Jane Eyre de Charlotte Brontë

Tiene bastantes adaptaciones cinematográficas con actores de primera fila

images1   images6 índice5  índice4

 Orgullo y Prejuicio de Jane Austen

images7 images9 images33

Esta novela tiene su adaptación zombi, una de Bolliwood e incluso la conocida serie de El diario de Bridget Jones se basó en la aclamada historia de Austen

images10images8 00ce8c629ad8ad05f7b7326aead50316fd24e4e9_hq images24

Madame Bovary de Gustave Flaubert 

images44 índice54

Anna Karenina de Lev Tolstoi

images45images65 f11b6be1208dd709e6cdb9a7d3081fe9 índice66

Como agua para chocolate de Laura Esquivel

 portada-como-agua-para-chocolate índice22

Las edades de Lulú de Almudena Grandes

LULU índicelulu

El diario de Noah de Nicholas Sparks

1007 noha

50 sombras de Grey de E.L. James

images50 Cincuenta-sombras-de-Grey

Yo antes de ti de Jojo Moyes

yo antes de ti yaantesde tipeli

Mi consejo es que vayas siempre en primer lugar a la fuente original. Elige el libro y lee la novela. No te quedes solo con la versión del director. Construye la historia en tu imaginario y sueña. Vívela.

Pero si quieres la imagen porque el cine es tu pasión te recomiendo una película coral que puede sacarte más de una sonrisa.

peli san valentin

Feliz San Valentín!

Sigo   el reto del blog AdictasRomanticas @adictaromantic #14dias14Libros  Búscalo en Twitter.

COR CON NR

 

 

 

¿Por qué leer novela romántica?

pixabay cor papel address-book-2152429__340En todas las disciplinas, como en las familias, existe la hermana/o pobre. Esos parientes que no han sido agraciados con la fortuna, belleza, gracia y demás dones que la sociedad entiende como bien.

En medicina, esa hermana pobre son todos esos malestares que dan poco rédito a las farmacéuticas y se investigan poco, por lo que sus tratamientos aparte de difíciles se hacen costosos para sus afectados. Pero en ese cajón de sastre también se encuentran la psiquiatría (por lo menos hace años) y la psicológica. Hay quien sigue pensando que somos puros charlatanes. Una vez una mujer me extendió su mano y me preguntó cómo la veía… En fin, quiero pensar que eso era por la ignorancia. Estaréis pensando (valga la redundancia) que la psiquiatría tiene un excesivo gasto farmacéutico por lo menos a las arcas de la Seguridad social, pues sí. Se investiga mucho y cada año salen nuevos fármacos, más milagrosos que los anteriores, para la depresión y ansiedad (hay que satisfacer la excesiva demanda). Sin embargo, a la enfermedad mental (como a la vejez) no se la quiere demasiado, es desagradable, no queremos verla. Quizás, sin querer proyectamos que quizás algún día estemos ahí… Bueno, interesante, pero este no es el tema.

En la literatura la hermana pobre es la novela romántica. Si escribes novela romántica siempre hay alguien que se atreve a soltarte: “No es verdadera literatura”. Ah, ¿no?

En el DEL (Diccionario Español de la Lengua- RAE, Real Academia Española) en su edición del tricentenario y actualizada en 2017 se define el concepto Literatura de la siguiente manera:

Del lat. litteratūra

  1. f. Arte de la expresión verbal.
  2. f. Conjunto de las producciones literarias de una nación, de una época o de un género. La literatura griega. La literatura del siglo XVI.
  3. f. Conjunto de las obras que versan sobre una determinada materia. Literatura médica, jurídica.
  4. f. Conjunto de conocimientos sobre literatura. Sabe mucha literatura.
  5. f. Tratado en que se exponen conocimientos sobre literatura.
  6. f. coloq. palabrería.
  7. f. Mús. Conjunto de obras musicales escritas para un determinado instrumento o grupo instrumental. Literatura pianística.
  8. f. desus. Teoría de las composiciones literarias.

 

Quizás esas personas se quedaron con la 6. acepción “palabrería” (un término coloquial). Se saltan muy rápido la 1ª, 2ª y 3ª (por supuesto la 4ª y 5ª). Eso de que la literatura es el “Arte de la expresión verbal”, “Conjunto de las producciones literarias de una nación, de una época o de un género” y “Conjunto de obras que versan sobre una determinada materia. Literatura médica, jurídica” y yo añado romántica.

Veamos qué dice el DEL sobre lo que es romántico

romántico, ca

Del fr. romantique.

  1. adj. Perteneciente o relativo al Romanticismo o a sus modos de expresión.
  2. adj. Seguidor del Romanticismo o de sus modos de expresión. Apl. a pers., u. t. c. s.
  3. adj. Sentimental, generoso y soñador. U. t. c. s.
  4. adj. Propio de la persona romántica o sentimental.

 

Es cierto que hoy día escribir lo hace cualquiera. Véase la cantidad de libros que se publican al año. Pero escribir, lo que se dice escribir, no es tan fácil y no, no lo hace cualquiera. Para hacerlo hay que tener una serie de características. Como ser jefe, líder, chef o ama de casa. Que mandar y organizar podemos hacerlo todos, pero hacerlo bien es otra historia y al fin, lo que importa.

Por lo general en novela romántica la mayoría de autores son mujeres. Esa podría ser una de las causas por las que la novela romántica tiene tan baja categoría, vamos que es la hermana pobre. Y es que con el machismo hemos topado. Sé de autoras que para publicar tuvieron que “esconder” su condición de mujer para que se las tomara en cuenta. Otras veces se tilda de literatura femenina o novelas para mujeres (o cosas peores) como si estuviéramos frustradas. Pudiera parecer que escribir novela romántica es porque no puedes escribir otra cosa. Pues no. Yo elijo escribir novela romántica. A ver si ahora que Wonder Woman está por ahí repartiendo caña con su látigo de la verdad en la Liga de la justicia se nos tiene un poco más en cuenta. No sé en qué espejo se miraron los mandatarios para creer que ellos, los hombres, eran mejores en todo. No quiero entrar a elucubrar sobre la composición de ninguna junta directiva, jurado, premiado o demás porque es desolador. Si las mujeres podemos traer los hijos al mundo y sabemos gobernar una casa podemos hacer lo que se nos ponga por delante… (eso decía mi abuela, pero la mujer no pasó de ser una ama de casa).

Bueno, está claro que me voy del tema. No quiero hablar de machismos y feminismos, para eso ya tenemos los telediarios y las redes sociales.

A la novela romántica se la llama también novela rosa. Supongo que es así porque existe la novela negra (que tampoco tiene el calificativo de literatura por algunos críticos, esa es la verdad, y menos aún la novela de género, la fantástica). Décadas atrás en España tuvimos una gran mujer, prolífica escritora, que llegó a ser la más leída, según dicen después de Cervantes. Hablo de Corin Tellado. Esta mujer abrió una brecha por donde se colaron otras autoras que también brillaron con más o menos luz y podría decir que sembró las bases de lo que hoy es la novela romántica. Escribió también fotonovelas (un gran fenómeno y con muchas lectoras que las telenovelas dejaron a un lado años después), literatura infantil y otras obras. Aunque su paso a la historia, como sabemos, fue gracias a las novelas rosa. Aquellas novelas eran muy románticas, de amor cortes y nada de descripciones explícitas del acto. Los protagonistas se acariciaban la mano, se rozaban con sus dedos y ahí una miríada de sentimientos entre el deseo y lo que podría suceder, explotaba en los corazones.

Corin Tellado hacía suspirar… luego los suspiros han cambiado y la literatura romántica se ha soltado el pelo.

Mi pregunta es ¿Por qué leer novela romántica?

Yo misma me respondo. ¿Por qué no?

La mayoría de historias retratan una relación, fabulada o fantaseada, real o realista, heart-2902953__340entre dos personajes (femenino y masculino, dos femeninos, dos masculinos) de situaciones más o menos cotidianas y en las que el conflicto principal gira entorno a la pareja protagonista, a su relación amorosa y romántica. Pueden ser tramas actuales, fantásticas, soñadoras, ficticias, llenas de humor o carga emocional y abarcan diferentes subgneros: históricas, contemporáneas, westerns, eróticas, paranormales, fantasticas… Se habla de relaciones, sentimientos, amor, erotismo, romanticismo y se construye una trama que entretiene al lector hasta el final de la historia. Un final feliz, siempre.

De la misma manera que sabemos que en la novela negra hay un asesinato, un crimen y su investigación. En la novela romántica hay amores y desamores y un conflicto a resolver que acabará bien (el final feliz es imprescindible). Todo ello condimentado con un argumento y subtramas que se entrelazan para dar más consistencia a la historia.

Parece ser que si leemos y escribimos novela romántica somos la hermana pobre, algo así como unas mindundis porque claro, lo divino, lo brillante, lo que realmente importa, lo que vende es escribir un Best seller (dónde la acción es trepidante), construir sagas familiares con o sin herencia a repartir, intrigas políticas, casos de investigaciones secretas de los gobiernos y complejas tramas que no entiende nadie en vez de algo tan banal como los sentimientos. Total, de eso ya tenemos en casa.

Las pasiones más importantes del ser humano son el amor y el odio (lo pulsional). Las pulsiones se dividen en dos categorías: pulsión de vida y pulsión de muerte. Desde el psicoanálisis hablamos de pulsión de vida, Eros, a las pulsiones sexuales, de autoconservación, del yo. Aquellas que se dirigen a conservar y a unir. En contrapartida las pulsiones de muerte, Thanatos, son aquellas pulsiones agresivas y de destrucción hacia uno mismo o su entorno. Estas pulsiones Eros/Thanatos se consideran opuestas, pero a la vez complementarias. Es decir, no todos los actos son de amor u odio puros, sino que hay un poco de ambos en cada uno.

Con este sencillo esquema que acabo de mostrar las novela negra o rosa o literatura en general tienen la base de las tramas. En todas las novelas hay una historia de amor/odio: entre amigos, entre amantes, entre verdugo y víctima, entre un mundo y otro.

La novela romántica sirve para entretener, pero también nos hace pensar y sentir (como siempre debería hacer un libro). Entre sus páginas hay verdaderos tesoros de descripción de las relaciones humanas con sus pros y contras, sus virtudes, fortalezas y miserias. Hay verdaderas joyas de historia detrás de la vida de unos personajes. La novela romántica es algo más que unos besos y el amor entre protagonistas, eso que esta tan desvalorado en estos tiempos.

Quizás lo que ocurre con la novela romántica es como aquel anuncio de Tónica Schweppes que decía: Si no te gusta es porque la has probado poco.

COR CON NR