No llores, princesa

HEADER TWITTER NO LLORES, PRINCESA

 

No llores princesa - Nuria RiveraSinopsis

Dicen que de una boda siempre sale otra… y esto encontraremos en esta apasionante novela romántica de Nuria Rivera.

Mar y Enric no saben el efecto que producirá en ellos una noche de pasión inesperada. Cuando vuelven a encontrarse no podrán reprimir el deseo que sienten el uno por el otro.

Mar acude a la boda de su mejor amiga con el corazón roto. Necesita olvidar a Mat, que la ha engañado. Allí encuentra a Enric, un primo del novio, y pasan una apasionada noche de sexo. Pero Mat no está dispuesto a retirarse.

La casualidad hace que Mar y Enric se encuentren y sin darse cuenta se enamoraren. Sin embargo, las interferencias de sus exparejas sembrarán dudas en su relación y los pondrá a prueba. Los fantasmas de Mar se hacen realidad y su historia se repite. No puede soportarlo. Otra vez engañada, y con el sentimiento de humillación revoloteando a su alrededor, se marcha lejos para superar su dolor, olvidar a Enric y comenzar otra vida.

Pero el inmenso amor que sienten hará que descubran que no pueden vivir separados; sin embargo, tendrán que superar los obstáculos que otros se empeñan en poner en su camino, para distanciarlos, en su propio beneficio.

No llores, princesa (Amazon)

No llores, princesa (Google play)

QUOTE 7 NO LLORES, PRINCESAcor Nuria Rivera

Rosa María Calaf: “Quien más te impresiona son las personas anónimas”

Reblogueando desde: Resistencia Literaria: Rosa Maria Calaf.

Resistencia Literaria

Sábado, 02-03-2019          Mayte Bonilla Castro

Nos acompaña hoy una de las mejores corresponsales que hemos tenido en este país, Rosa María Calaf, para hablarnos de su trayectoria profesional.

Empezaste estudiando Derecho, ¿de dónde vino la vocación periodística?

Fue casual. Yo hice Derecho, no porque fuera a ejercer de abogado, sino porque quería hacer la carrera diplomática. Lo que siempre tuve muy claro era que quería estar fuera. En las entrevistas cuento siempre que tuve la suerte de tener una familia que en aquella época en España, en los años 50, me empezaron a enviar a estudiar fuera los veranos. A una niña sola… Ahí mi padre -mi madre también, pero sobre todo mi padre- fue un hombre de una gran visión. Luego los idiomas, me pusieron a estudiar francés desde los seis años y cuando abrieron el Instituto Americano, también fui. Esto no lo dejaré nunca…

Ver la entrada original 1.554 palabras más